viernes, mayo 30, 2008

Rafael en Espasante

Rafael disfruta mucho los libros que hablan de símbolos y ritos. En uno descubrió los mándalas, iconos geométricos que acompañan al hombre desde sus orígenes.
Cuando supo que en Galicia todavía se conservaban mándalas celtas quiso ir a verlos con sus propios ojos. Aprovechó como excusa el festival de música de Ortigueira para subir al Norte pero jamás llegó. La magia del pueblo vecino lo atrapó. En cuanto entró en él supo que en ese lugar cualquier cosa podría ocurrir.
(Ana Sáenz)

No hay comentarios: