viernes, mayo 30, 2008

Rafael

Rafael tiene cara y cuerpo de niño pero manos y mirada de hombre.
Es más bien bajo y apenas habla, ha aprendido a mantener grandes conversaciones a base de elocuentes silencios.
Es Aries y como todos los que nacen bajo este signo comenzó siendo anciano y con el paso de los años se va haciendo cada vez más joven.
Es un aprendiz de mago y dedica horas y horas a sus cartas, monedas y aros.
Siempre viste de negro, considera que un mago debe ser elegante en todo momento.
Busca porqués en su vida para llevarlos a los escenarios. Él cree firmemente en la magia y piensa que los trucos sólo son un pretexto, una técnica, un camino para llegar a producir instantes de conexión con el misterio que a todos nos rodea y que todos hemos aprendido a ignorar.
(Ana Sáenz)

No hay comentarios: