lunes, junio 02, 2008

Campo Yermo

I

Despierto la vida a pasos cortos
desmembrando los códigos de los días
abrazando el humo desnudo
a cuerpo entero
los largos octubres
que van oxidando la razón que sopla
por la boca que se quema
en los caminos sin vereda

Sendero inhóspito
donde mi memoria se incendia

Largo camino que se acorta
con la desidia del tiempo.

II

Llanto que abrasa los pétalos
de su rostro
y que van formando ríos
serenos
que cruzo con cuerpo descubierto
sin clavarme las espinas
de su cauce silencioso

Abro un Tajo sobre mi carne
y se escurre aguadulce
en mis venas

Transito inmerso
por las cumbres
de su piel

Sereno delirante
el raigambre
del intenso veneno
de esa música que repleta los días.


Gio.

No hay comentarios: