lunes, junio 23, 2008

Cómo se fundó "La Orden Guardiana de las Palabras"

La Orden vio la luz una mañana de un día cualquiera en Tianjn, ciudad al suroeste de Pekín, en el SIV D.c.
En esta pequeña ciudad, se producían reuniones clandestinas de personalidades ilustradas que solían encabezar revueltas contra el régimen.

Durante una de estas reuniones, con un concierto de cantautores liberales de fondo, unos sabios escribas coincidieron en la belleza del lenguaje, sus formas y la multitud de interpretaciones que pueden atribuírsele.

Los escribas debatieron toda la noche entre copas de licor de árbol, sobre antiguos textos y caligrafías, llegando a la conclusión de que las palabras se desmembran por el uso y las corrientes del pensamiento.

Al llegar el alba, tenían una misión por cumplir.
Decidieron dedicarse a guardar las palabras y acuñar las nuevas creaciones.
Para emprender esta misión comenzaron a recorrer las escuelas y los templos en busca de nuevos escribas, a los que formar en el arte de la preservación de los textos; extendiéndose por todo el territorio y llevando la Orden y su lenguaje hasta Japón.

7 eran los sabios que conformaron a la mesa redonda aquella noche:

Xiu Xiu – Margarita Lao – Anciano Viento del Este
Lú ná – Luna Xiao - Joven
Sü Lán – Sol País fuerte

Los Guardianes de las Palabras se rigen por los siguientes criterios:

Uno por cada sabio fundador.

1 – Las Palabras se recopilarán en pergaminos acompañadas de una breve interpretación.
2 – Una Palabra es digna de incluirse en los pergaminos una vez se tenga claro su significado y lleve al menos un año en uso.
3 – Otro método para la conservación del lenguaje será oral, ya que también se debe ilustrar a las personas analfabetas.
4 – Los escribas han de tener alma de historiador, pensamiento poeta y manos de pintor.
5 – Los sabios deberán estudiar los textos e investigar su veracidad y procedencia.
6 –Los textos serán siempre respetados y copiados literalmente, a mano, a medida que los pergaminos vayan perdiendo calidad
7 – La conservación de la Orden será de generación en generación.
*Todo aquel que quiera ser Guardián sin ser descendiente directo, deberá superar unas pruebas de conocimiento y educación, que se fijarán en el momento oportuno.

Así nació la Orden de los Guardianes de las Palabras.

No hay comentarios: