jueves, septiembre 25, 2008

Largas eran las colas (1988)

Largas eran las colas.




Una enorme cola daba la vuelta a la manzana.
Me enviaban a comprar el pan
mi madre, que me esperaba para el desayuno

Era 1988
y no entendía nada
solo sabía hacer largas colas
en fila india
para comprar dos latas de leche

Las propinas que mis padres me daban
no alcanzaban para los cromos
y hacía virguerías
como mi madre
para que el zapatero le ponga media suela
a mi calzado

El sol que se iba de los bolsillos
se devaluaba
se desentendía del hambre de la gente

Era 1988
y no fui aprista
no entendía que Lima sufría la escases
y que dos kilos de arroz
eran una pequeña fortuna

No entendía que nos toco
lo más nefasto
para nuestro ya, alicaído pueblo
cual fénix
resurgió apenas

Después
mucho después
comprendí todo.

Un tarro de leche
y avena con quinua
por las mañanas, mirando el chavo del ocho
mientras en las calles
L
a
r
g
a
s
eran las colas.




Gio.


(aprista: quien es partidario del partido aprista peruano ''apra'')
(Quinua: cereal de origen andino, rico en proteínas y hierro)
(el chavo del ocho: popular programa mexicano de televisión)

4 comentarios:

La Dama dijo...

Magnífico, tremendo, Gio. Tremendo Giovanni. Era 1988 y yo quería hacer colas porque no era una niña libre. Año de prisiones, Gio. Tú haciendo colas, yo haciéndome análisis de sangre.
En el 89 cayó el Muro, le dieron el Nobel a Cela. Y no tenía nada que ver, pero entré en sexto de Educación General Básica y descubrí que tenía pecas y que eso - a pesar de los análisis de sangre- me gustaba. Entonces, fui yo.
Espléndido tu poema.
Abrazos.
Carmen

Giovanni-Collazos dijo...

Era 1988 y tantas cosas no sabiamos... no sabiamos lo que pasaba en cada lado del gran charco... realidades distintas y todas con grandes cosas que aportar al presente diario.

Un beso.

Gio.

Ijana de Aras dijo...

Me encantó, para qué decirte más..
Imagino un pequeño Gio,a por el Pan ;)
Me has hecho recordar...qué dulce.
Gracias.

Ana del Vigo dijo...

Es la hostia Gio!no dejes de escribir esas imágenes de tu pequeña lima, son fuertes, y tienen un contenido social de puta madre.
Un abrazo niño de Lima.