miércoles, octubre 29, 2008

Epígrafe:
"Mira esos perros turbios, huérfanos, reservados,
que de improviso surgen las rotas neblinas,
arrastrar en sus tímidos pasos desorientados
todo el terror reciente de su casa en ruinas."

Rafael Alberti
"Capital de la Gloria"

Son tus orejas dos horizontes dormidos,
tu hocico un hogar encendido,
tu rabo un péndulo dolido,
tu lengua un susurro escondido.

Pero no existes, no estás
te has ido
has escapado,
en busca de otros lugares,
de otros senderos.

En el valle del recuerdo
aún escucho tus ladridos.

No hay comentarios: