miércoles, octubre 29, 2008

Influjos

Es su olor
Que hace
El bien y el mal.

Son sus labios
Mi cuerpo celestial
Ascendiendo sin cesar.

Su nuca
El único pilar
Que me sostiene.

Son sus ojos
La fuente
Saciadora.

Cuentan sus hélixes
La locura
Del precipicio.

Y el antitrago
La borrachera
De mi aliento.

Cuando respira
Mi corazón
Ser tranquiliza.

Cuando llora
Mis manos
Se convan

La marea de su influjo
Abraza y aprieta
Mis iris que caen en el lagrimal.

Y entonces
Su voz vende
La luz

en la cara oculta de la luna.


Para Eva 27/10/08

No hay comentarios: