miércoles, octubre 29, 2008

Influjos

Mira por la ventana
Ves dónde terminan los ciprese
Ves dónde el riachuelo se esconde
Bajo las rocas que tus manos rozaron.

Abre los ojos y mira
Mira como las aves cruzan el paisaje.
Mira como los árboles las tocan.
Entre las nubes que inclinaron tu cabeza.

Palpa con tus blancas manos
Los valles de mi cuerpo
Y las hendiduras de mis huecos.
En la piel del pecado eterno.

Despega tu boca
Saborea la sal de mi cuerpo
La acidez de mi incontinencia
Bajo las sábanas de la luna.

Sométete a su influjo incesante
Y haz de mi una mujer.

vicente pólemos

No hay comentarios: