miércoles, octubre 01, 2008

La maleta de barro

La maleta de barro




Un largo viaje
por el cemento que arde en los charcos,
un habano apagado que humea
la destreza del sol en un peñasco
cansado de las piedras de los zapatos
prensil en la hilera de un escafoides

Febril el aire que absorbe
del impuro sol de magnolias que deliran
las titilaciones de las fuerzas de una tarde
que enrarecen la existencia
única e inflamable
de pasos que se gastan
por el duro camino que se calcina

Sudor chorreante
de un esfuerzo que alimenta la sangre
y desequilibra un credo
hollín circundante
de ineludible sabor divino y obsceno
de un pisco que rasca la garganta
como lija de plumas de un destierro

ambulante pupila de barro
que busca la gota pura
de una retama viva de la sombra
para enlutar la frígida burbuja
del destino no hallado

Un largo viaje
para atravesar el océano de bisagra
con un metatarso adolorido
y una maleta de polvo
que se deshace en las manos





Gio.

No hay comentarios: