miércoles, octubre 29, 2008

Los Días

Los Días



Despierta el día
y el cielo se está incendiando.
Naranja incandescente
que humedece el aire
de los corales ínfimos
del impuro suelo

Veo pasar la osadía del viento
que se funde con mi rabia que dormita
en un soplo que cuaja
sobre el nudo perpetuo
de mi garganta

Despierta el día
al fondo de las montañas
donde las piedras hablan
el dialecto del llanto

Se humedece la noche
con la leve lluvia
que raya en los campos
con la suave voz
de un claustro despeñado
aturdido en mis congénitos yerros

Se difunde en un libro
los días furtivos
con sonrisas diáfanas
clavadas en las zancadas de las horas
que azotan mi inexpugnable piel

Los días que preceden mis días
realizan la quimerade una dulce zampoña
que intrépida debilita
los escombros de la bóveda
que esconde los lamentos




Gio.

No hay comentarios: