miércoles, octubre 29, 2008

Mi gato,
Dormido sobre la torre de discos.
Sueña con su estro,
Como los niños suenas con la noche de reyes.
Se imagina la belleza felina
El deslizar sinuoso
Y
Susurreante de los pasos medidos.
Las curvas infinitas estirándose
Contrayéndose y el olor
Caliente de la hembra.
El sedoso pelo abanicando
Los dientes de león.
La lengua áspera
Rozando los costados de sus orejas.

Lo que no sabe mi gato,
Lo que no le pienso decir
Este es su último sueño
De estro.
La cirugía tiene la última palabra.

vins pólemos

No hay comentarios: