sábado, noviembre 15, 2008

AGUA CON PARAGUAS

la lluvia caía como siempre
caminé hacia Atocha
buscar la soledad
de los gritos de la ciudad
los acordes desafinados
entre casetas
gotas amorfas sortean los grifos aturdidos
calmo atardecer entre coches mustios
rodeando a Cibeles
testigo de indiferencias dominicales sin suplementos
entre edificios
con señas de huellas dormidas
caía lluvia en el rostro
entre cejas y pómulos
esparcida por baldosas
y arrastrada por los pies
a la sombra y de la mano

Clarisa Vitantonio

No hay comentarios: