miércoles, noviembre 12, 2008

Así fue la palabra, 
así fue y así sea 
donde el hombre respira, 
porque respire el hombre.
Carlos Bousoño
(SALVACIÓN EN LA PALABRA)



Dibujante de palabras, pintor de letras
Cincela tu saber sobre el sacro sepulcro
Del poema.
Haz de él un lugar donde reposar
No un árbol en flor,
No un una flor en un árbol.
Haz que se mueva alrededor de ti.
Qué dance zíngaro por los bosques
De tus letras
Deja que el hombre respire
Deja el arroyo de la voz
Que desfile.

Las palabras nos condenan
Esas palabras que tu trazas
Se nos agarran al cuello
Nos pesan cual grillete
Las palabras no pueden salvar
No saben vivir
Porque son ladrillos de sepulcros
Que se aferran al papel
Para levantar las torres del saber.

No nos salves Carlos
Que tu no te salvaste
No nos salves
Que tus palabras
son los ladrillos de mi sepulcro.

Vins Pólemos

No hay comentarios: