miércoles, noviembre 12, 2008

Basta. Termina, oh Dios, de maltratarnos. 
O si no, déjanos precipitarnos 
sobre Ti —ronco río que revierte.
Blas de Otero
(BASTA)



Es más fácil

Es más fácil
Callar cuando uno no ha de hablar.
Es más fácil
Rezar cuando uno no ha de cantar.
Es más fácil
Gritar cuando uno debe callar.
Si es fácil
Confundir los azules celestes
Por las verdes praderas
O lo asomados acantilados.
Las nubes no son sólidas,
Las estrellas no se cuelgan
Y los vientos no mecen.
Son las garras
Cruentas
Las que rasgan la tierra
Para encontrar su corazón.
Para devorar el corazón
Ensangrentado del invierno.
Es más fácil
Mirar al altar
Para que el celeste azul
Llene las lenguas
De divinidad.

Basta. Termina, oh Dios, de maltratarnos. 
O si no, déjanos precipitarnos 
sobre Ti —ronco río que revierte.
Blas de Otero
(BASTA)



Es más fácil

Es más fácil
Callar cuando uno no ha de hablar.
Es más fácil
Rezar cuando uno no ha de cantar.
Es más fácil
Gritar cuando uno debe callar.
Si es fácil
Confundir los azules celestes
Por las verdes praderas
O lo asomados acantilados.
Las nubes no son sólidas,
Las estrellas no se cuelgan
Y los vientos no mecen.
Son las garras
Cruentas
Las que rasgan la tierra
Para encontrar su corazón.
Para devorar el corazón
Ensangrentado del invierno.
Es más fácil
Mirar al altar
Para que el celeste azul
Llene las lenguas
De divinidad.

Vins Pólemos

No hay comentarios: