sábado, noviembre 01, 2008

El bolero de las cuatro aristas

Cuatro aristas
no una, ni dos, ni tres,
cuatro aristas para una pirámide
perfecta.
Me toca cantarte un bolero regular,
y así respirarás de día el mar
y soñarás de noche las estrellas.
Un bolero regular
para tu alma,
que perfecta es,
regular,
cuatro aristas
tan bellas como tus manos
y tus pies,
que generan hacia mí,
una pirámide regular perfecta,
tan espiritual como tu alma,
ni una, ni dos, ni tres,
son cuatro las voces
para tu dulce bolero.

No hay comentarios: