viernes, noviembre 14, 2008

El cerro.



El cerro



La ciudad es el cerro
con sus niños de cimiento que empujan con sus saltos
las callejuelas de esquinas
detenidas en el tiempo, imantados de polvo húmedo
que respiran con pies trillados

se cuelgan del manubrio envejecido
para no despeñarse
para no desdentarse en las puertas
de un maloliente mañana

La ciudad es el cerro
con sus viejos de ruinas y ojos candentes
que sostienen las grietas que el aire a socavado

desde lejos irrumpen serenos
destilando los opulentos brazos del olvido

La ciudad es el cerro
y fardo gris
que cubre la extendida urbe
henchida en su estirpe de limo.




Gio.


(Del poemario “que me encuentren en Lima”)

No hay comentarios: