miércoles, noviembre 12, 2008

¡Feliz ella! 
—¡Duerme en paz!—dicen los buenos. 
—¡Adiós!—dicen los demás. 
Un filósofo. ¡Uno menos! 
Un poeta. ¡Un ángel más!

Ramón de Campoamor
( LA OPINIÓN)

No conocí a tu prima
No conocí a su hija
Y sin embargo
Yo también algo debo decir.

El féretro en el silencio descansa
Y con él todos los vuestros.
Y pronto también el mío
Dormirá en paz.

¡Todos ahí te seguirán! – Digo yo.
¡Tú también llegarás! – Dices tú.


Vins Pólemos

No hay comentarios: