miércoles, noviembre 12, 2008

He vivido su tentación, y he vivido el pecado
del que nadie cabe nunca nos absuelva.
Leopoldo María Panero
(EL LOCO)



Amarillo y gualda, no soy cafre, un mano alzada y estoy harto de tantas calabazas. Basta, no aguanto los desfiles de la armada y no quiero saber quién es quién y que hace a quién. No quiero saberlo, no lo entiendo, no me esfuerzo y no lo admito, no quiero conocerlo. Para ejecutar los pecados hemos armado un patíbulo románico, gótico, barroco, neoclásico y moderno.
¡Qué se joda España!¡Qué Dios joda España!
Y si soy un salvaje y un anormal, pero no estoy dispuesto a cambiar. Cambiar ¿para qué? Nadie me ha enseñado a moverme, de nadie he aprendido a conocerme, de nadie
Porque no hay nadie que le importe los muertos o los ancianos. Mi alma no es nada y nada es nadie. Soy parte de esa parte que nadie quiere, la parte de una oscura luna, la parte de la otra mitad.
Y no busco la salvación, ni busco la redención porque no hay nadie que tenga nada que yo quiera poseer.

Vins Pólemos

No hay comentarios: