viernes, noviembre 21, 2008

Que nadie me vea

Que nadie me vea



Me quiero esconder
en cada esquina de mis letras
dibujando los vértices
sin tener que ser contemplado
trazando cada verso
sin exponer mi ancho raigambre

quiero ocultarme en el sonido
que reproduce el viento
reptar entre piedras y arbustos
mimetizarme en hojas secas,
disfrazarme de oscuridad
cuando el sol calcine la miseria

quiero no sentir el miedo de las palabras ausentes
el miedo de no alcanzar los días
de lluvias Parisinas
ni las grises tardes de calles limeñas.
Quiero lanzarme por el acantilado
y ser parte del mar
que se convierte en garúa,
ser orvallo que reverdece los valles

me quiero esconder en la línea
que demarca la fuente de tu cintura
en los canales anegados por tu sangre
que bebo desde tus pliegues,
me quiero esconder en las formas de mis versos,
en cada letra de tinta china
que he escrito en tu frente,
en la letra G de tu abrevadero,
en el hondo fulgor de mis noches de muerte

quiero esconderme erguido y fugaz
liviano en mi tristeza
golpeando el aire colorinche
que salta enfebrecido entre azahares
convertidos en vértigo

quiero esconderme pero no huir.
Sólo un ratito esconderme
en rincones, en callejones
en alamedas, en orillas
en solares, en islotes
quiero esconderme
y perderme
pero sin olvido.





Gio.

(Del poemario "Un advenedizo en Madrid")

No hay comentarios: