martes, diciembre 16, 2008

Altero la Noche

Un viento,
Un Alíseo que empujo el negro.
Las blancas nubes engrisan el cielo.
Los blancos filtros de luna.
Quieto, sobre la rama de roble
Duerme el búho.
Acariciado por plumas negras.
Unos pasos resuenas sobre el suelo
Cubierto de nocturnidad, de sueño.
Una puerta entreabierta
En su interior una caja
Sin sorpresa.
Una caja llena de espera.
De una solicita espera
Que callada espera
Sin desesperar.

La brisa que entra
Está prohibida
Sin paso de entrada
Sin giro a la derecha
Y sin vuelo nocturno.

Metido entre las llaves del llavero
La pata de conejo
La que bate las alas en la madrugada
La que levanta los parpados de la mañana.
Dos pasos sobre las tablas
Que crujen doloridas en su vejez.
Triste entrada entrecerrada
Bosteza la noche que se aferra
A los neumáticos de la luna
que derrapa en clave de sol.

Canta el jilguero que altera
La noche
Que la despierta rasgando
De luz la sedosa tela
Moteada de lentejuelas.

Vins Pólemos

No hay comentarios: