jueves, diciembre 04, 2008

Cuando las palabras no cuentan...

Cuando las palabras no cuentan,
no penetran los tímpanos, que ya están quemados.
No hacen ecos en los pensamientos, que ya están repletos...

cuando las palabras no sirven
no hay exhalaciones de aire sobre tu aura,

cuando las palabras huelen a 2º mano,
sólo hay esperanzas sujetas a cotizaciones a la baja,

Cuando...
...el cuadro que te quería pintar está lleno de lejía,
está descolorido porque llevaba las manos sucias...
para resolverlo me las metía en los bolsillos
y me frotaba suavemente...
estúpido de mi!
Se me olvidaba tocarte,
se me olvidaba enseñarte que el cuadro tenía una parte secreta,
una parte que no debías enseñar a nadie,
pero claro, nadie, me daba vergüenza.

Entonces, agachaba la cabeza y esperaba,
esparaba tanto que la musa se hacía de piedra,
se quedaba fría, se despedazaba entre mis manos, (esas tan sucias que resuelven ecuaciones)
que ahora,
han perdido el tacto.
Ahora son dedos grandes que no aciertan la precisión de tus sentidos,
ahora son dedos que no me sirven ni para vomitar.

Y ahora ya no hablaré de lo que hago ahora,
ya no diré nada,
nada que entre en el conjunto vacío = {palabras vacías} y nada más,
ahora sacaré las manos de los bolsillos y me limpiaré las lagrimas,
quizá...

No hay comentarios: