martes, diciembre 16, 2008

La última cena

Cuatro dormidos sobre la mesa, apoyada en sus patas.
Tres tenedores atravesando el sueño sumergido en los platos.
Dos cuernos vikingos llenos a rebosar.
Uno, el segundo que te queda de lectura
que abandona en tus labios el sabor del olvido.

Vins Pólemos

No hay comentarios: