jueves, diciembre 11, 2008

Sin ornamento

Sin ornamento


El pórfido lirio de tus entrañas
es el sagrado monumento de mis encierros
que mormuro en lunas tenues,
es el oficio solitario
que temblante deja la tierra
de los versos sin ornamento

Es mi reposo abrasivo
de cadencia irascible
de ninfas solitarias de negruras
que nacen del basto templo
de inmortales festejos
con gritos límpidos triturados

De arrogantes pozos de silencios
me arde el otoño bosque
que agreste y solitario
adora al señor de la flecha de viento
el que con palabras desnudas
aletea la opaca lucidez
del poeta ladrón que enmaraña
tu perlino cuerpo.



Gio.

(Del poemario “un advenedizo en Madrid”)

No hay comentarios: