martes, mayo 26, 2009

poema confuso

Donde el olor nocturno
despierta el corazón
del mar
empiezan las olas,

susurra el sudor de tu cuerpo
colocando tierra entre
mis senos,

vienes a dibujarme
un latir entre la nariz y el pubis
que es aire
removiendo tormentas
y amansando verdades.

Deslizas tu piel
entre mis órganos,
el alma de tu piel
entre mis huesos,
tan frágil como
la curvatura lunar
de tus pestañas…

…la tortuga
abre los ojos…

tus ojos son un
desierto solar buscado
vida,
disolviéndose en la sed,
buscando llenar
de agua el
valle de mis sentidos

…tan dulce el rumor
De tus yemas…

tocarlas me
recuerda el olor
originario de las estrellas…

Respiro hacia dentro
el murmuro de tus brazos
contra mi,
me convierto en hielo
evaporado,
soy tus ojos,
soy tu vida
con los oídos cerrados,

me callo,

te miro,

descanso…
y vuelvo a mi.

No hay comentarios: