domingo, mayo 03, 2009

poema número dos

Mi soledad es un lugar tan habitado
como mi barriga,
como mi mente,
como mi boca;
pregúntale a mi hambre,
a mis sueños, o mi sed
si necesitan que mi descanso
también les acompañe.

2 comentarios:

Clarisa Vitantonio dijo...

Anita,

Saber de Yuka me alegra mucho, y el segundo poema me hace pensar en esta soledad que a veces compartimos. Un placer leerte siempre.

Besos
Clarisa

Giovanni-Collazos dijo...

Este me gusta más... tiene mucha fuerza.

Un beso.

Gio.