lunes, mayo 11, 2009

poema número siete

....a clarisa por ser los ojos de la lagartija
a mónica por ser el corazón de la libélula
a monica a. por ser la almohada de la cama
a jana por ser el agua y ser la sed
a gio por ser el pene que levanta las mareas
a Giusseppe por ser el germen de todas las cosas
a ana por ser la piedra preciosa dentro de un escarabajo azul
a chema por ser la sensibilidad femenina
a Febe por la libertad
a Susana por ser la mujer del pecho y el corazón desnudos
a Marien por ser la delicadeza pura de sus ojos
a Vicente por ser el agua en chuzos de punta al otro lado del cristal
a Mariana por ser la lágrima de vino en una copa grande
a carmen por ser la cajita de recuerdos
a Julio por ser la chica del vestido azul
a mi por ser como soy
y, a todos los demás,
también gracias...

6 comentarios:

Giovanni-Collazos dijo...

Me gusta el poema... no hay malos etendidos... pero me causa curiosidad el que hayas usado esa palabra...

Una abrazo.

Gio.

Giusseppe dijo...

germen???
waw.... mucho es, querida, mucho.
Gracias por tu poema, aglutinante y reconfortante.

Susana dijo...

Muchas gracias por este poema, se me ha anudado la garganta.

Ijana de Aras dijo...

Vaya Anita, me sorprende y me gratifica, me emociona y me hace crecer.
Muchas gracias amiga por querer tan sinceramente a quienes te rodean.
Ahí va un desnudo de cabeza para tí... ,)

CHEMA dijo...

Ole la Anita que bonito poema.
Me llegó al coranzoncito.
Un besote.

Clarisa Vitantonio dijo...

Anita,
Que decirte por esta dulzura. Increibleeee. Gracias por las palabras de poeta y de amiga. No puedo agragar más que no hayas dicho.
Besazos