domingo, mayo 03, 2009

POR OBRAS Y SERVICIOS

el último susurro de la luna
por fin la portezuela se cierra
concluir la resaca de la existencia
para terminar compensación de los tributos

y negociamos la felicidad

volcarnos en tripas y alma
verternos en sal al corte


volvernos tras la espina del silencio
dispersarnos partículas anónimas


y negociamos la felicidad
amén

2 comentarios:

Ana del Vigo dijo...

me alegra verte publicar aqui!!!!
poema entrañacado....
besitos

Giovanni-Collazos dijo...

Sí! es bueno verte de nuevo por aquí y por tu blog, Clarisa... no te vuelvas a perder por tanto tiempo.

Besos.

Gio.