martes, mayo 26, 2009

Se me disuelve el alma
voladiza,
se me escapa el alma de la piel,
cada átomo
se me vuelve una partícula de deseo
volando al exterior
para encontrarte,
te buscan
en los espacios
vacíos,
en cada hueco del mundo,
ilimitados
salen a buscarte,

me vuelvo sobre la espalda
libre de cargas,
agua que nace
y se extiende envuelta en ti.

En mi interior
el aire circula
como niebla y luz
como seda.

Todo mi cuerpo
es uno,
todo mi ser es piel,

todo cuanto soy,

una mujer abierta en el

deseo.

No hay comentarios: