jueves, octubre 22, 2009

Voy a deslizarme
dentro de mi propio cuerpo
como un párpado de lluvia en tu boca
Bajaré las escaleras
hasta la trampa de luces que cae sobre tu frente
hundiré las yemas de mis dedos en EL SILENCIO
y veremos a un pájaro caer en tus palabras
haciendo una brecha en mi cuerpo
Apretaré tus muñecas enormes
sintiendo el olor de los jazmines como mi cuerpo en el parto
y aunque sea inútil,
clavaré mis dientes en una naranja
para que su dulzor me impida morir
Me aferraré al remolino de tu adiós
hasta que todos los fragmentos de tu ausencia
se conviertan en el llanto de un terreno baldío
Y entonces,
el Holocausto de las Sombras
se precipitará dentro de tu boca
como gotas de ceniza...

No hay comentarios: