miércoles, junio 16, 2010

poema visual para nariz y oído

Para Jana de Luque


Mi vagina erosionando, pensando, penetrando en el deseo en ti, penétrame tú, dice mi vagina, tu, tu, tú un pene tan hermoso, lleno de flores, como una seta vertical de capullo rosado, tu humedecido, tierno, cómo un capitan remando una vela, re-ve-la-me, muévete dentro de mi útero, haciendo círculos, dejando que tus caderas amasen mi entrepierna. Amásame el clítoris con la fuerza de tus instintos, te mueves como un animal, te mueves como una culebra a cortas distancias, dura, excitada, libre, llena de sangre, violacea, perfecta, toda empinada para mí,
Abrazame con tus brazos al son de tu poya tiesa, inversa, acaba de desnudarme los pechos, lámelos, busca la leche materna en las orugas de mis pezones, tuyos, míos, sabe dios. Rodea con tu lengua sus círculos, muérdelos, son círculos premeditados para tu sexo, ponlo ahí, ponlo justo ahí, encima de ellos, y posa tu capullo de chocolate de olor a rabia dulce en mi barbilla, buscando mi boca, la lengua para el; pon tus rodillas cerca de mis hombros para que lama tus huevos, y baja al fondo de mi ombligo a olerme el coño que huele a ardor de amanecer.
Cómetelo, para que vea tu cabeza de peonza dando vueltas y sienta tus dientes en mi pequeña poya, que se erecta para mí y para ti, sintiéndote danzar la lengua, y tus muslos, y los círculos con tu pezón-pene que dibujas en el para ponerme todo lo cachonda que me pone entrar en contacto con tu rubio semen , el olor de las algas frescas, el perfume de la piel del animal, para que me oigas gemir como la puta que complaces, con el aliento rozando la voz, rozando el grito, respirando la fugada sensación de la fresa.
Vuelve otra vez cariño mío, mi amor, roza tu piel desnuda con la fuerza de tu fantasía, de mi fantasía sobre estos cuerpos reales, otra vez dame vida amor, dame tu semen, toma mi flujo de orgasmo vital para morir unos segundos en las llamaradas del pecado, en las llamaradas del infierno, en las llamaradas de la retícula trazada entre cada punto de mi sexo y mis oídos.

1 comentario:

Ijana de Aras dijo...

graciAs AnitA por regalarme la pasión de tu poemA!explícito, crudo, reAl.