jueves, julio 01, 2010

manifiesto poético

Creo en lo poético, como palma para abrir el destino de nosotros, los humanos. Creo en la comunicación, la manera de crear una nueva superficie pública de sensualidad común.
Se ha perdido la función del alma, la que antes ocupaba un trascender el estado fetal, y el alimento primigenio. ¿Dónde está la relación con ello?

Creo en lo poético para hacer de la naturaleza un útero, digo, la naturaleza humana, no la fingida, no la acabada dentro de los límites de un descripción cultural.

Es hora de abrirse hacia el exterior en la posición del lotto, donde las manos y su roce y su caricia, sean la propuesta de los ojos del poeta. La puesta en marcha del vacío del resto de los sentidos.
¡Habla! Que no te devore el siniestro destino del hombre nihilista, tú, perdido

No hay comentarios: