viernes, abril 05, 2013

Cartas de marear

Hay mañanas en las que
apetece fondear en el sofá,
y no con un ancla,
mas bien con dos,
abarloarse ante una taza
de café, mirar  a través
de la proa ver pasar la vida,
amarrarse a un winche
para no soltar amarras,
son días de ir a pique,
dias en los que hay colocar
de nuevo la brújula sobre la mesa,
sacar las cartas de marear,
abrir un poquito la ventana,
dejar que sople el viento
que provoque un ligero balanceo,
drice mis piernas,
tense mis brazos,
y soltar mis pestañas a toda vela,
hay días en los que navego a vela,
y esos días llamo al mar de tu.
 
 

4 comentarios:

Gabriel Capó Vidal dijo...

Hola

Me ha encantado tu poema

Y soltar mis pestañas a todo vela.

Un Beso. Gabriel

Gabriel Capó Vidal dijo...

Hola

Me ha encantado tu poema

Y soltar mis pestañas a todo vela.

Un Beso. Gabriel

Gabriel Capó Vidal dijo...

Hola

Me ha encantado tu poema

Y soltar mis pestañas a todo vela.

Un Beso. Gabriel

Rocío dijo...

precioso poema. Yo también tengo mañanas de esas...